CRISTOMANIA
Anterior
Siguiente
 
¦ artistas ¦ conciertos ¦ acordes ¦ catálogo ¦ café virtual ¦ archivo ¦ clip art ¦ escríbennos
"Mamita María: Abre mi corazón, toma mi voz y lo que de mí te sirva, como una ofrenda, preséntaselo a Dios Padre y ayúdame oh María en hacer tu corazón más conocido y amado cada día".

SU NACIMIENTO
Tengo cuatro hermanos de los cuales soy la más pequeña, soy invidente de nacimiento.  Cuando iba a nacer mi tercer hermano mi madre se quería separar de mi padre, pues él padecía de alcoholismo.  Mi madre le avisó al sacerdote que no quería tener más hijos, éste le aconsejó que tuviera uno más.  Al año y tres meses se le concede la gracia de volverse a embarazar, lo cual genera una gran alegría que hace que mi padre deje el alcohol.  A los 40 días de nacida comenzo a hacer mucho frío, y sacaron una lámpara para calentar mi ropa, pero yo no respondí al estímulo de la luz, como normalmente lo hace un recién nacido. Un especialista dictaminó una atrofia en el nervio óptico y una malformación en la retina debido a una falta de vitamina durante el embarazo. Mi madre me consagró a Cristo.  Visité a muchos médicos, mi familia no hacía ninguna diferencia; yo no sentía que fuera diferente pero sabía que sí lo era.  La gente me miraba diciendo "pobrecita", "va a ser una inútil" y cada vez que decían algo así me mataban por dentro.

LA ENTREGA AL SEÑOR: UN HERMOSO MILAGRO
Fue en un encuentro de Renovacion en el Espiritu Santo a los 5 años, cuando decidí participar para alabar a Dios, para encontrar sanación física y para hacer de Dios el centro de mi vida.  Yo queria que en ese momento saliera un medico y me dijera "estas sana", y salió el mejor médico, el Santísimo Sacramento. Caí de rodillas y dije "Señor ayúdame, no sólo puedes crear mis ojos una vez más sino me puedes hacer nueva". Una señora se acercó en ese momento y me dijo algo que hasta la fecha recuerdo: "Dios te ama, no le pidas lo que no te quiere dar. Él te ha creado tal como él ha querido que seas".

Fue pasando el tiempo y el Señor se fue manifestando en mi, comencé a ver colores y objetos. A los 8 años llegue a Tijuana, haciendo la Oracion de Sanacion, estaba una custodia de metal, filosa con bordes como de picos, y comencé a sentir que mi ojo derecho lloraba además de sentir comezón por dentro. Le pedí al Señor iluminación sobre lo que me estaba pasando. Me metí la custodia de metal, acerqué mi mano y pude ver mis dedos y mi mano e invite a todos los presentes para hacer una Oración de Gracias.

En los encuentros le pedí ayuda al Santísimo y pude ver los números de los relojes, los colores de los ojos de las personas. Tuve la oportunidad de estar en Medjugorie, Bosnia donde son las apariciones de la Virgen desde hace 15 años. Cuando iba subiendo el Cerro de Kosovo sentí una gran paz y a pesar de eso yo no sentí manifestaciones como lo hacian las demás personas.

Eso me hizo pensar en que no era una persona digna de alcanzar una manifestación de este tipo. Llegó un momento en que pensé que me iba a caer hacia atrás, caí de rodillas y  un incienso me cubría, yo pensé que no era a mi a quien le estaba pasando. Una señora se acercó y me dijo que el incienso era una manifestación de el Señor, en ese momento me consagré a Dios. Sólo les digo hermanos que ni la fama ni el dinero ni el poder es mas importante que Dios. Los invito a seguir edificando el Pueblo de Dios.

A mis 17 años, el Señor me ha permitido ver las maravillas de su Reino.

Volver a la lista de artistas

Dios Conmigo

Dulce refugio

Para ver toda su dicografía da click aquí